Contacta   |   Quiénes somos   |   Blog
Sobre la Violencia de Género

Violencia de Género y Naciones Unidas

 

El 18 de diciembre de 1979 la Asamblea General de Naciones Unidas (NN.UU), aprobó la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer, ( en adelante, la Convención), entrando en vigor como tratado internacional en septiembre de 1981, tras su ratificación por 20 países.

La Convención consiste en un tratado internacional, con carácter vinculante, que enuncia los principios redactados internacionalmente sobre los derechos de la mujer en todos los ámbitos, promoviendo la igualdad de acceso y oportunidades de las mujeres en la vida pública y política, así como el derecho a la salud la educación y el empleo entre otros. Es decir, promueve conceder a las mujeres el disfrute en igualdad de condiciones, respecto de los hombres, de todos sus derechos civiles, políticos, económicos y culturales.

En el trabajo de Naciones Unidas en cuanto a derechos de la mujer hay que destacar la labor de la Comisión sobre la Condición Social y Jurídica de la Mujer, creada en 1946 y cuyos hitos más importantes serían: la Convención de los Derechos Políticos de la Mujer, en 1952, la Convención sobre la Nacionalidad de la Mujer Casada, en 1957, y la Convención sobre el Consentimiento para el Matrimonio, en 1962.

El 7 de noviembre de 1967 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptaba la Declaración sobre la Eliminación de toda discriminación contra la mujer, en un contexto en el que numerosos países estaban en proceso de descolonización y se estaba dando un retroceso en las legislaciones internas de estos países, en lo que a derechos de las mujeres se refería, bajo argumentaciones de índole cultural, religioso, etcétera.

En 1975 tuvo lugar en México, la I Conferencia Mundial sobre las Mujeres. En ella se aprobó la Declaración de México sobre la Igualdad de la Mujer y su Contribución al Desarrollo y la Paz y el Plan de Acción Mundial para la Década (1976-1985), que tuvo como lema: “Igualdad, Desarrollo y Paz”. Así mismo, en 1979, se creaba el INSTRAW, Instituto Internacional para la Investigación y Formación del Avance de la Mujeres.

Con la Declaración sobre la Eliminación de toda discriminación contra la mujer de 1967 y la Plataforma de Acción Mundial adoptada en la Conferencia de México, la Asamblea General de las NN.UU. promulgó la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer en 1979, entrando en vigor como tratado internacional el 3 de septiembre de 1981, tras su ratificación por veinte países. España la ratificó en 1983, pasando a formar parte de nuestro derecho interno, con las repercusiones que tendrá en cuanto a legislación en igualdad, prevención y erradicación de la violencia de género, etcétera. Así mismo, se le dota de un órgano, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, que vela por su cumplimiento y ante el cual, los estados miembros, tienen que rendir cuenta periódicamente sobre la situación de la mujer en sus respectivos países (Art. 17 a 30 de la Convención) . También quedó abierto a firma y ratificación el 20 de diciembre de 1999 el Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de Todas Formas de Discriminación contra la Mujer como instrumento jurídico para reclamar reparación a nivel internacional por violaciones de los derechos de las mujeres reconocidos en la Convención. que permite que las mujeres que hayan sido objeto de discriminación por motivos de género, puedan denunciar estas situaciones ante el Comité. El Protocolo Facultativo entró en vigor el 22 de septiembre de 2000.

El Comité funciona como un sistema de vigilancia con el fin de examinar la aplicación de la Convención por los Estados que la hubieren ratificado o se hubieren adherido a ella. Esto se hace principalmente mediante el examen de los informes presentados por los Estados Partes. El Comité estudia esos informes y formula propuestas y recomendaciones sobre la base de su estudio. También pueden invitar a organismos especializados de las Naciones Unidas a que envíen informes para su estudio. El Comité informa todos los años sobre sus actividades a la Asamblea General a través del Consejo Económico y Social, el cual transmite estos informes a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer para su información. El Comité se reúne durante dos semanas todos los años.

La violencia contra las mujeres es probablemente la violación de los derechos humanos más habitual y que afecta a mayor número de personas en el mundo por el simple hecho de ser mujeres.
El artículo 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de las Naciones Unidas, considera que la violencia contra las mujeres es: “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vía pública o privada”. Siguiendo los preceptos internacionales y ante la alarmante situación que se estaba, y se está viviendo, en relación a la violencia de género, se promulgó en España en 2004 la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral Contra la Violencia de Género, que establece en su artículo 1.1: “ La presente ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas (…)” y el artículo 1.3 establece que violencia de género “comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad.”

 

FORMAS Y MANIFESTACIONES DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN DIVERSOS ESCENARIOS (Según la Organización de Naciones Unidas):

1. Violencia contra la Mujer dentro de la Familia:

- En la pareja: violencia física, psíquica, sexual.

- Prácticas tradicionales nocivas: infanticidio, ablación o mutilación genital, preferencia por hijos varones, matrimonio precoz y/o forzado, exigencia de la dote, crímenes por honor, prácticas nocivas con mujeres de edad o viudad,...

2. Violencia contra la Mujer en la Comunidad:

- Femicidio
- Violencia sexual inflingida fuera de la pareja
- Acoso sexual y violencia en el lugar de trabajo, en las instituciones educativas y en los deportes.
- Trata de mujeres


3. Violencia contra la Mujer cometida o tolerada por el Estado: (A través de agentes o políticas públicas)

- Privación de libertad
- Esterilización forzada

4. Violencia contra la Mujer en conflictos armados:

- Violencia física, psíquica o sexual.

5. Violencia contra la Mujer y discrimación múltiple:

Factores como: la raza, origen étnico, casta, clase, condición migrante o refugiada, edad, religión, orientación sexual, estado matrimonial, discapacidad, condición VIH, etc.

Definiciones y formas más comunes de ejercer la violencia de género

 

Recomendación general N° 19 del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la mujer

La violencia contra la mujer por motivos de género es “la violencia dirigida contra la mujer porque es mujer o que la afecta en forma desproporcionada. Incluye actos que infligen daños o sufrimientos de índole física, mental o sexual, amenazas de cometer esos actos, coacción y otras formas de privación de la libertad..." "La violencia contra la mujer, que menoscaba o anula el goce sus derechos humanos y sus libertades fundamentales en virtud del derecho internacional o de los diversos convenios de derechos humanos, constituye discriminación, como la define el artículo 1 de la Convencióna.”

 

Resolución de la Asamblea General sobre la eliminación de la violencia contra la mujer en el hogar

Reconoce que “la violencia en el hogar puede incluir privaciones económicas y aislamiento, y ese tipo de comportamiento puede constituir un peligro inminente para la seguridad, la salud o el bienestar de la mujer.” (Resolución 58/147 de la Asamblea General).

 

Conferencia Mundial de Viena y Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer

Durante la Conferencia Mundial de Viena (1993) sobre los Derechos Humanos, se reconocieron por primera vez que “los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales”. Allí se sentaron las bases para que la ONU hiciese una Declaración específica sobre la violencia de género (Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, 1994) en el que se establece en su artículo 1 “a los efectos de la presente Declaración, por violencia contra la mujer se entiende todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

El artículo 2 explica los actos que pueden considerarse como manifestaciones de violencia de género, “Se entenderá que la violencia contra la mujer abarca los siguientes actos, aunque sin limitarse a ellos:

a) La violencia física, sexual y psicológica que se produzca en la familia, incluidos los malos tratos, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutiliación genital femenina y otras prácticas tradicionales nocivas para la mujer, los actos de violencia perpetrados por otros miembros de la familia y la violencia relacionada con la explotación;

b) La violencia física, sexual y psicológica perpetrada dentro de la comunidad en general, inclusive la violación, el abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales en el trabajo, en instituciones educacionales y en otros lugares, la trata de mujeres y la prostitución forzada;

c) La violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, donde quiera que ocurra”.

(Resolución 48/104 de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas).

Ley Integral, 5/2005 de 29 de diciembre, contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid

La Ley Integral, 5/2005 de 29 de diciembre, contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid tiene como objeto prevenir y combatir las diferentes formas, causas y manifestaciones así como garantizar la protección y asistencia de las víctimas a través de medidas de caracter integral.

Su ámbito de aplicación serán todas las manifestaciones, de Violencia de Género, ejercidas sobre la mujer.

Esta Ley entiende que la Violencia de Género es "toda agresión física o psíquica a una mujer, que sea susceptible de producir en ella menoscabo de su salud, de su integridad corporal, de su libertad sexual, o cuaquier otra situación de angustia o miedo que coarte su libertad. Asimismo, se considera Violencia de Género la ejercida sobre los menores y las personas dependientes de una mujer cuando se agreda a los mismos con ánimo de causar perjuicio a aquella". También son incluidas en el ámbito de aplicación de esta Ley "las conductas que tengan por objeto mantener a la mujer en la sumisión, ya sea forzando su voluntad y su consentimiento o impidiendo el ejercicio de su legítima libertad de decisión en cualquier ámbito de su vida personal".

Concretamente, están incluidas en el ámbito de aplicación
:

a) "Las agresiones físicas o psíquicas a la mujer por quien sea o haya sido su cónyuge o por quien esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad aún sin convivencia. En el caso de mujeres con discapacidad, también las agresiones físicas o psíquicas ejercidas por hombres de su entorno familiar o insitucional, aunque no tengan la condición de cónyuge o persona con la que esté o haya estado ligada por análoga relación de afectividad aún sin convivencia.

b) Las agresiones y abusos sexuales contra la mujer.

c) La mutilación genital femenina en cualquiera de sus manifestaciones.

d) La inducción a una mujer a ejercer la prostitución, empleando violencia, intimidación o engaño, o con abuso de la situación de inferioridad, de necesidad o vulnerabilidad de la víctima.

e) El acoso sexual en el ámbito laboral.

f) Las detenciones ilegales, amenazas y coacciones.

g) El tráfico o el favorecimiento de la inmigración clandestina de mujeres con fines de explotación sexual".

Fuente: Ley Integral, 5/2005 de 29 de diciembre, contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid

 

Formas más comunes de Violencia contra la Mujer

Este tipo de violencia es la expresión más grave de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres.
Por lo tanto, la violencia de género se manifiesta en todas las esferas de la vida social de los distintos ámbitos públicos y privados y se trata del ejercicio abusivo de la fuerza física, psíquica o sexual, por el que una persona inflige intencionadamente un daño a otra para que acate su voluntad, es decir, para someterla.

Maltrato físico
La forma más común de violencia contra la mujer es la violencia en el hogar o en la familia. Las investigaciones demuestran sistemáticamente que una mujer tiene mayor probabilidad de ser lastimada, violada o asesinada por su compañero actual o anterior que por otra persona.
Los hombres pueden patear, morder, abofetear, dar un puñetazo o tratar de estrangular a sus esposas o compañeras; les pueden infligir quemaduras o tirar ácido en la cara; pegar o violar, con partes corporales y objetos agudos; y usar armas letales para apuñalarlas o dispararles.

Algunas mujeres pueden creer que merecen los golpes por alguna acción equivocada de su parte. Otras mujeres se abstienen de hablar sobre el maltrato porque temen que su compañero las lastime aun más en represalia por revelar "secretos familiares", o posiblemente por avergonzarse de su situación.

Violación en una relación íntima
En muchas sociedades, la mujer no define el coito forzado como una violación si está casada o vive con el agresor. En algunos países esto es condenado como delito penal. Muchas son las mujeres que son obligadas por sus parejas a tener relaciones sexuales.

Violencia psicológica o mental
Esta incluye maltrato verbal en forma repetida, acoso reclusión y privación de los recursos físicos, feconómicos y personales. Para algunas mujeres, los insultos incesantes y la tiranía que constituyen el maltrato emocional quizá sean más dolorosos que los ataques físicos, porque socavan eficazmente la seguridad y la confianza de la mujer en sí misma. Un solo episodio de violencia física puede intensificar enormemente el significado y el impacto del maltrato emocional. Se ha informado que las mujeres opinan que el peor aspecto de los malos tratos no es la violencia misma sino la "tortura mental" y "vivir con miedo y aterrorizada".

Mutilación genital femenina (MGF)
En la actualidad, el número de niñas y mujeres que han sido sometidas a la MGF se calcula en más de 130 millones en todo el mundo, y otros dos millones más de niñas están en riesgo de esa práctica.
La MGF, una forma de violencia contra la niña que afecta su vida como mujer adulta, es una práctica cultural tradicional. En las sociedades donde se practica, se cree que la MGF es necesaria para garantizar la dignidad de la niña y su familia y aumenta sus posibilidades de contraer matrimonio.
La MGF comprende todos los procedimientos que incluyen la remoción parcial o total de los genitales femeninos externos y otra lesión a los órganos genitales femeninos ya sea por motivos culturales y otras razones no terapéuticas.

Otras formas de discriminación
La preferencia por un hijo varón se puede manifestar en otras prácticas que son discriminatorias contra la niña. En la mayoría de las sociedades, se asigna mayor valor a los hijos varones. En casos extremos, el estado reducido de las hijas puede dar lugar a la violencia. La selección prenatal del sexo puede ocasionar un número desproporcionado de abortos de fetos femeninos en comparación con los fetos masculinos. Después del nacimiento, en las familias donde la demanda de hijos varones es más elevada, se puede practicar el infanticidio de los lactantes del sexo femenino.

Trata de mujeres, prostitución forzada y Abuso contra Trabajadoras Domésticas
Cada año miles de mujeres en todo el mundo son engañadas, coercidas, secuestradas o vendidas en condiciones similares a la esclavitud y son obligadas a trabajar como prostitutas, trabajadoras domésticas, trabajadoras en fábricas en condiciones de explotación, o como esposas.

Las trabajadoras domésticas son vulnerables a las agresiones violentas, tales como el maltrato físico y la violación, de parte de sus empleadores. Las mujeres migratorias se encuentran especialmente en peligro puesto que los empleadores pueden retener sus sueldos, pasaportes y documentos personales. Esto limita el movimiento de trabajadores en los países en que los extranjeros están obligados a llevar prueba de su situación jurídica, lo cual impide por lo tanto, cualquier intento de reclamar protección en sus embajadas.
En algunos países, las trabajadoras domésticas no están amparadas por las leyes laborales. En los casos en que hay leyes vigentes, los trabajadores y trabajadoras pueden no ser informados de sus derechos, especialmente en los países donde el idioma del anfitrión les resulta desconocido o son separados de su grupo social.

Mujeres bajo custodia
La violencia contra la mujer recluida en instituciones y prisiones puede ser generalizada. La naturaleza del maltrato puede abarcar desde el acoso físico o verbal hasta la tortura sexual y física. Las mujeres de muchos países informan haber sido violadas mientras se encontraban en centros de detención.

Mujer y Medios de Comunicación
De igual modo, la mujer es objeto de burla, marginación y abuso cuando los medios de comunicación o "mass media" la utilizan como objeto sexual para promociones de productos o programas de televisión diseñados para incitar al deseo sexual.

 

Trata

 

Fuente: http://www.redcontralatrata.org/

¿Qué es trata?

La trata de personas no es un evento aislado, ni es posible señalarla con el dedo, ni tomarle una fotografía. La trata de personas es un continuo, una sucesión de hechos conectados que se inician en un país, normalmente pasan por otro u otros y deriva en otro país.

La trata de personas con fines de explotación sexual es una gravísima violación de los derechos humanos que constituye una forma moderna de esclavitud y es una de las formas más crueles de violencia de género. Según la Organización Internacional del Trabajo, la trata afecta cada año a unas 2.500.000 personas, especialmente a mujeres y niñas, todo el mundo y es un negocio transnacional que genera unos 7.000 millones de dolares anuales, situándose en el tercer lugar entre los negocios ilícitos más lucrativos. el tráfico de droga y las armas.

La trata de personas en sí misma es una gravísima violación de derechos humanos y, al m ismo, tiempo suele implicar la violación de otros derechos humanos.

Según la definición del protocolo de Palermo, la trata de personas es: "la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. La explotación incluye como mínimo, la derivada de la prostitución y de otras formas de explotación sexual, trabajos o servicios forzados, esclavitud o prácticas similares, servidumbre y extracción de órganos"

Es importante distinguir los conceptos de trata de personas y tráfico ilícito de inmigrantes. Cada uno de estas prácticas conlleva propósitos diferentes.

- La finalidad de la trata es la explotación de la persona tras su traslado de un punto a otro.
- La finalidad del tráfico es el traslado de personas ilegalmente a través de fronteras nacionales.

Por tanto, podemos encontrarnos con víctimas de trata que residen legalmente en España, víctimas de estados miembros de la Unión Europea e incluso víctimas que tengan la nacionalidad Española.
La trata de personas no conoce fronteras ni se identifica con condiciones de pobreza, ocurre en todos los países del mundo y los perfiles no sirven para definir esta grave violación de derechos humanos. Sin embargo algunos ejemplos de estos términos pueden servirnos para entender mejor qué es la trata:

- Captación
Puede entrañar actividades en el país de origen, en el de tránsito o en el de destino, en las que intervengan agencias privadas de reclutamiento legal o (...)
- Traslado
Comprenderá las actividades de individuos que faciliten la trata en los países de tránsito.
- Los medios de fuerza
Se pueden mencionar el secuestro o captura; venta o compra; violencia física (golpes, patadas, etc.); tortura; amenazas con armas o cuchillos; violación o abuso sexual; acoso (todos aquellos actos (...)
- Coacción
Se pueden mencionar la servidumbre para deudas; amenazas, control de movimientos, llamadas, o contactos; fotos o videos para comprometer o amenazar a la víctima; (...)
- Engaño
Promesas falsas de trabajo, instrucciones para utilizar documentos falsos; contratos para realizar trabajo legítimo inexistente; promesas de ganancias que no se materializan; o engaño sobre las (...)
- Explotación
La prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre doméstica, sexual, o reproductiva, (...)
- Matrimonio forzoso
Es un concepto también relacionado con la trata de personas; es una violación de los derechos humanos y una forma de la violencia de género. Consiste en un matrimonio en que uno o los dos individuos (...)
- Esclavitud
Es el estado o condición de un individuo sobre el cual se ejercitan los atributos del derecho de propiedad o alguno de ellos. Ser un esclavo es estar controlado por otra persona o personas de tal (...)
- Servidumbre
Es difícil definir este término sin referirse a la esclavitud. Se puede entender como practicas parecidas a la esclavitud, como servidumbre de deudas, matrimonio forzoso, o la explotación de (...)

 

Organizaciones de atención directa (en Madrid)

Red Española Contra la Trata
Teléfonos de ayuda 24 horas: 607542515 | 609589479

Spot publicitario Red Contra la Trata

APRAMP
Ofrece Atención Integral (social, psicológica, jurídica, sanitaria, alojamiento etc) a Víctimas de Trata con Fines de Explotación Sexual, personas que ejercen prostitución o se encuentran en situación de riesgo.

- Acompañamiento/tramitación de la documentación necesaria para el retorno voluntario o para el permiso de residencia temporal en España.
- Atención psicológica
- Atención social
- Atención formativa-educativa y sanitaria como paso previo para la integración laboral y la vida autónoma
- Alojamiento seguro.

Teléfono de atención 24 horas: 609 58 94 79
Presencia: Servicio de Información y Orientación situado en Plaza del Ángel 14, 1º izda.
Unidad de Intervención Directa sita en la Calle Jardines nº 17 bajo. Madrid
Sedes: Almería, Avilés, Badajoz, Denia, Murcia y Salamanca.

Caritas

Es una organización generalista que trabaja en programas de acogida, acompañamiento, inserción socio-laboral de mujeres que ejercen prostitución y que están en proceso de dejarla.

Los recursos residenciales son específicos o con carácter general para:

- Mujeres españolas o extranjeras víctimas de trata, que ejercen la prostitución o están en proceso de dejarla
- Mujeres maltratadas o víctimas de la violencia de género, en situación de exclusión social (económicas, étnica, habitacional, administrativamente irregulares, etc.)
- Personas sin hogar, minorías étnicas, drogodependientes, VIH/sida, reclusos y ex reclusos, familia, infancia, mujer, mayores, inmigrantes, personas con discapacidad, etc.

Presencia: C/ San Bernardo 99 bis 7, 28015 Madrid.
Teléfono de atención: 914 44 10 15; 914 44 10 26.

Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) es una organización no gubernamental fundada en 1979, de acción voluntaria, humanitaria, independiente y plural. Nuestro objetivo es el de trabajar junto a los ciudadanos por la defensa del derecho de asilo. Los recursos que ofrece a las víctimas de trata son:

- Atención social y jurídica desde la perspectiva del asilo y extranjería para mujeres y hombres víctimas de trata con fines de explotación bien sea de tipo sexual o laboral.

Presencia: C/ Noviciado 5. 28015, MADRID.
Teléfono de atención: 91 555 06 98
Fax: 91 555 54 16
Otras delegaciones en: Valencia, Euskadi, Cataluña, Andalucía, Ceuta y Melilla, Extremadura y Canarias

 

Médicos del Mundo

Médicos del Mundo es una organización no gubernamental de ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo, que aplica el derecho a socorrer a las víctimas, a los/as enfermos/as, a los refugiados/as, a los excluidos/as. Médicos del Mundo, trabaja con mujeres que ejercen la prostitución, a través de la intervención desde los programas de Reducción de Daños y prevención de VIH/SIDA. Nos dirigimos a los puntos donde se ejerce la prostitución, prestando asistencia sanitaria y social.
Presencia: C/ Andrés Mellado, 31 Bajo 28015 Madrid
Teléfono de atención: 91 543 60 33

Proyecto ESPERANZA

El Proyecto ESPERANZA desarrolla un Programa de Atención Integral para mujeres víctimas de la trata con fines de explotación en la prostitución

- Servicio doméstico
- Matrimonios serviles
- Trabajos forzados u otros, en condiciones de esclavitud

El Proyecto depende de la Congregación de Religiosas Adoratrices, fundada en 1856.
Los recursos están dirigidos a:

- Mujeres inmigrantes, entre 18 y 40 años
- Víctimas de la trata de personas con fines de explotación
- La posibilidad de acoger a mujeres menores de 18 años o mayores de 40 es valorada caso a caso.

Teléfono de atención: (34) 913 860 643/ (24 horas): (34) 607 542 515

 

Documentos de interés

Guía para trabajar con Víctimas de Trata (para profesionales)

Mutilación Genital Femenina ¿qué es?

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera mutilación genital femenina las prácticas que supongan la extirpación parcial o total de los órganos genitales externos femeninos, y/o lesiones en estos órganos por razones culturales o cualquier fin no terapéutico.
Se realizan diferentes tipos de mutilación.
De las mujeres que han padecido mutilaciones genitales un 80% ha sufrido la extirpación de parte o de la totalidad del clítoris o de la escisión del clítoris junto a parte de los labios menores o su totalidad.

Otra forma de mutilación, la más grave, es la infibulación que consiste en la escisión de parte o de la totalidad de los órganos genitales externos —clítoris, labios menores y de los labios mayores— y sutura o estrechamiento del orificio vaginal. esta práctica supone un 15% de la mutilación genital femenina del mundo, aunque en algunos países es la práctica más habitual.

Otras prácticas pueden consistir en la perforación, quemaduras, raspado o introducción de sustancias y plantas en los órganos genitales femeninos.

La MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA (MGF) es un delito.

Se calcula que más de 130 millones de niñas y mujeres en el mundo han padecido algún tipo de mutilación genital femenina (Fondo Poblacional de Naciones Unidad 2000).
Cada año 2.000.000 millones de niñas son MUTILADAS.

Todas las Organizaciones Internacionales rechazan esta práctica y en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer promovida por Naciones Unidas se manifestó que el respeto a la diversidad cultural en ningún caso, puede admitirse si supone un ataque a los Derechos Humanos.

 

¿Qué debes saber?

- La mutilación genital femenina en España se considera un delito.
La responsabilidad penal se extiende no sólo a las personas que la practican,sino también a quien colabore en la misma o por omisión la permita.

- La mutilación genital femenina viola acuerdos internacionales.
Es un acto de violencia que produce daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico en las mujeres.

- La mutilación genital femenina tiene efectos negativos en la salud de las mujeres.
Consecuencias físicas inmediatas: Hemorragias, infecciones, riesgo de lesiones en los orgános cercanos, septicemia.
Consecuencias físicas a lo largo plazo: Infecciones, heridas sin cicatrizar, quistes, cicatrices, tumores, aumento del riesgo de enfermedades de transmisión sexual y de VIH/SIDA.
Consecuencias psicológicas: ansiedad, angustia.

- La mutilación genital femenina no es similar a la circuncisión masculina.
La circuncisión masculina supone una incisión y beneficia la higiene y salud sexual. Por el contrario, en la mutilación genital femenina se extirpan órganos y además se perjudica la salud sexual e integral de las mujeres.

 

¿Qué puedes hacer?

Impide que tu hija sea sometida a estas prácticas. Si lo consienten estás comentiendo un delito y perjudicando seriamente su salud.
Puede que en tu país de origen y entu familia piensen que esta práctica es necesaria, tú, tienes la oporuinidad de informarte y rechazarlo.
Piensa que puedes poner en peligro la vida de tu hija, causándole problemas innecesarios a lo largo de su vida.
Si deseas informarte existen recursos donde pueden prestarte ayuda y apoyo

Si quieres obtener información llama al teléfono del Instituto de la Mujer:
900 19 10 10
900 15 21 51 (teléfono de información para mujeres sordas)

 

LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA ES UN DELITO ¡INFÓRMATE! ¡DENÚNCIALO!

Fuente: Instituto de la Mujer, Ministerio de Igualdad

- Guía contra la mutilación genital femenina. Más que un problema de salud.
- Mutilación genital femenina: abordaje y prevención.

Ciclo de la violencia

 

La violencia contra la mujer no comienza repentinamente, sino que se trata de un proceso progresivo y lento que va desgastando y minando a la mujer poco a poco. Al principio de la relación, comienzan las manifestaciones de dominación y de control por parte del hombre, que en ocasiones pasan desapercidas o son percibidas como signo de amor. A medida que avanza el tiempo, estos actos agresivos se intercalarán con actitudes más calmadas y cariñosas, provocando una situación de confusión en la mujer y una mayor dependencia con el agresor. El modo en el que se produce la agresión producirá un deterioro psicológico que la conducirá a la sumisión y a la incapacidad para reaccionar y responder ante las situaciones.
Los periodos agresivos unidos a las fases de reconciliación, se denomina el ciclo de la violencia. Este ciclo suele tener tres fases que se repiten de forma continuada en la mayoría de los casos:

1- Fase de tensión

La relación entre el hombre y la mujer comienza a ser distante, tensa y la agresividad muestra su cara levemente y de forma aislada en un prinicpio para tornarse intensamente y frecuentemente ante cualquier acontecimiento que escape de la voluntad del hombre. A medida que transcurre el tiempo, la agresividad se va haciendo cada vez más manifiesta, intensa y frecuente; comienza a aparecer una mayor agresividad verbal, insultos, descalificaciones y la posibilidad de episodios de violencia física aislados y de poca intensidad.
La mujer intenta por varios mecanismos minimizar el enfado del agresor sin que logre el objetivo deseado. La culpa recae sobre ella y sobre su actitud, sin que ella sea cosciente de la mella que la está ocasionando el maltrato.


2- Fase de explosión violenta

En esta fase se produce una descarga de la tensión y agresividad acumuladas durante la primera fase en forma de múltiples golpes y agresisiones verbales. La mujer vive las consecuencias en forma de lesiones físicas y psiquicas; se encuentra impotente, confusa, cansada e indefensa.
Después de la tormenta y la descarga, el episodio violento finaliza.


3- Luna de miel

Tras el episodio violento se da paso a esta tercera etapa. El agresor regresa mostrando sobre la mujer una amabilidad manifiesta y trata de justificar la agresión de las formas más diversas. Se muestra amable y cariñoso convirtiéndose en el hombre "ejemplar" del que ella se enamoró; justifica su conducta refieriendo que había bebido, que está pasando por un mal momento, que tiene problemas con el trabajo, que está muy agobiado... o lo que es más habitual, dispara la responsabilidad sobre la mujer por no haber hecho algo o por haberlo hecho en contra de su voluntad. Estas mil razones llevan a exponer que no ha sido él quién ha golpeado, sino que han sido las circunstancias externas las que le han llevado a realizar esas conductas. Estas conductas de arrepentimiento unidas a las promesas de que no volverá a ocurrir, llevan a la mujer a creer que han sido las circunstancias las que han hecho que el hombre recurriera a esa conducta y que por lo tanto no volverá a ocurrir.
En ocasiones el agresor, intenta actuar sobre familiares y amigos para que convezcan a la mujer de que le perdone, alguno inclusive se somete a tratamiento terapéutico para que la mujer vea que va a hacer todo lo posible para cambiar (la mayoría de los agresores acude solo a las primeras sesiones).

Una vez que el agresor ha recuperado a la víctima, la fase de tensión no tarda mucho en aparecer reanudándose de nuevo el ciclo de violencia.

Mitos y falsas creencias

 

- " El hombre que maltrata es un loco o un enfermo" : Si un hombre que maltrata fuese un loco o estuviera enfermo ejercería su violencia de forma indiscriminada sobre cualquier persona y no únicamente sobre la mujer.

- "Si una mujer maltratada continua con el maltratador, es culpa suya por seguir viviendo con ese hombre": Este falso mito responsabiliza a la mujer de su situación y la culpabiliza. Las mujeres que padecen violencia se encuentran en una situación de debilidad psicológica y con escasa autoestima. El estado confuso y de incertidumbre a los que le somete el agresor fractura sus defensas sumergiéndolas en un estado de indefensión. Muchas mujeres no tienen donde ir, ni creen tener salida.

- "El maltrato a mujeres solamente ocurre en familias con pocos recursos económicos": NO es cierto. Este fenómeno se da en todas las capas sociales y económicas. Las mujeres que sufren violencia y pertenecen a clases sociales medias o altas recurren a los Servicios Públicos en menos ocasiones, lo que hace más difícil la estimación de su frecuencia.

- "Maltratan porque pierden el control": Los maltratadores generalmente, expresan su violencia donde tienen el poder y la seguridad de que nada malo les puede pasar.

- "Los hombres maltratadores agreden porque ellos también han sufrido malos tratos en su infancia": Esta afirmación no se puede generalizar, pues existen estudios de hombres no violentos con antecedentes de violencia familiar.

- "Cuando las mujeres dicen No quieren decir SI": Actualmente muchos hombres siguen creyendo que las mujeres no tienen la capacidad suficiente para expresar nuestros deseos sexuales. Ante esta incapacidad que algunos hombres nos atribuyen creen que nos tienen que forzar y obligar para lograr lo que ambos, en teoría, deseamos. Cuando una mujer dice NO, no quiere.

- "La violencia dentro de casa es un asunto de familia y no debe salir fuera": Este argumento es al que apela un hombre violento para imponer su autoridad, su poder y mantener el control. La violencia es un problema de todos y no solo un problema de puertas para adentro.

- "En el caso de tener hijas e hijos es mejor aguantar": Las hijas y los hijos son testigos directos de las agresiones que sufre su madre. Las repercusiones que tiene sobre ellas y ellos el maltrato pueden conducir a trastornos conductuales, de salud y de aprendizaje.

- "Los hombres violentos son los adictos a las drogas, el alcohol, los parados, con estrés en su trabajo... son violentos como efecto de su situación personal": No todos los parados, alcohólicos, etc. son violentos. Si todos ellos fuesen violentos fuera de su ámbito familiar también lo serían con el jefe, con el empleado del INEM cuando se encuentren en desempleo, con el camarero, etc. Es curioso como prácticamente todos los hombres violentos únicamente lo son en su núcleo familiar.

- "Siempre se exagera cuando se habla de violencia contra las mujeres": La violencia contra las mujeres es la mayor causa de lesiones a mujeres por encima de accidentes de tráfico, asaltos, violencia callejera, etc.

- "Los hombres no pueden evitarlo, la violencia es parte de la naturaleza del hombre": La violencia masulina no surge de los genes, sino de la perpetuación de un modelo de masculinidad que permite, incluso incita, a los hombres a ser agresivos. (Labrador et al, 2004).

- "La violencia de género es violencia en la pareja": No sólo puede sufrirse violencia de género en la pareja. “Una de cada tres mujeres en el planeta ha sufrido abusos en algún momento de su vida a manos de agentes del Estado, miembros de su propia familia o conocidos”. (Amnistía Internacional).

- "Es imposible violar a una mujer en contra de su voluntad": En el delito de la violación parece que socialmente se le exige a la mujer víctima una especie de `certificado de haberse defendido´ lo que no se pide en otros delitos como pueden ser robos u otro tipo de agresiones.

Fuente: Guía de Salud "Violencia contra las mujeres". 2008. Instituto de la Mujer y "Desmontando mitos". 2005. Federación de Mujeres Progresistas.