Contacta   |   Quiénes somos   |   Blog
Si hay riesgo ...

Corremos un riesgo cuando...

 

- Te pide a menudo que no vayas con tus amigas/os.
- Sólo habla de sus cosas y "pasa" de las tuyas.
- Crítica tu forma de vestir o de pensar.
- Te prohíbe o no le gusta que te maquilles.
- Te dice que te calles y no digas tonterías.
- Te compara con otras chicas.
- Pretende anular tus decisiones.
- Te deja plantada con frecuencia.
- Se enfada por cosas sin importancia.
- Te grita o te empuja.
- Te dice cosas que te hieren cuando discutís.
- Te mira y te controla el móvil o el correo.
- Te controla el dinero que gastas o lo que compras.
- Te asusta cuando se pone violento.
- Se ríe de tí delante de tus o sus amigas/os.
- Se pone celoso con frecuencia.
- Te asusta decirle que no estás de acuerdo con él en algo.
- Se enfada si no le avisas de que sales, de que salgas sin él y de no saber a donde vas.
- Te dice que le hagas una perdida para saber cuando llegas a casa y controlar.
- Te acusa de coquetear cuando te ve con otros chicos.
- Te amenaza cuando no haces lo que él quiere o si le dices que le vas a dejar.

Fuente: Guía no sexista dirigida a chicas. No te líes con chicos malos. Comisión para la Investigación de malos tratos a mujeres, 2003.

Plan de seguridad ante el riesgo de sufrir una agresión

 

Si tu marido o pareja te grita con frecuencia, te insulta, te critica, te controla, no tiene en cuenta las decisiones que te afectan a ti o a tu familia, te amenaza verbalmente, te golpea, te empuja, te amenaza con objetos, te obliga a tener relaciones sexuales estás sufriendo maltrato.

Piensa que el maltrato es cíclico, se repite y se incrementa con el paso del tiempo.

Es normal que los sentimientos que sufres y los pensamientos que tienes sean contradictorios, difusos... Te cuesta creer y te parece increible que esto te esté pasando a tí, pero la violencia no tiene nombre, ni fronteras, ni clase social, ni edad, ni religión...
Tienes derechos y la Ley te protege.

 

Si todavía no has tomado la decisión de salir de la situación de violencia o si ya lo has decidido, pero continúas viviendo con el agresor debes tener un PLAN DE SEGURIDAD

1. Cuando se produzca o creas que se puede producir una agresión:

- Intenta no estar en lugares en los que el agresor pueda acceder a objetos peligrosos.
- Procura permanecer en una habitación fuera del alcance del agresor y cercana a la puerta de la calle con el fin de facilitarte la salida del domicilio.
- Si puedes, refugiate con tus hijas/os en casa de un vecino/a.
- Cierra todas las entradaS si el agresor ha salido del lugar.

2. Inventa un lenguaje de signos o señales que te permitan comunicar a tus hijas/os el momento en el que deben salir del domicilio familiar y acudir a casa de un vecino/a donde puedan refugiarse y pedir ayuda.

3. Pon en conocimiento de algún/a vecino/a de tu confianza tu situación y pídele que llame a la policía en el momento en que oiga cualquier suceso violento en el domicilio familiar.

4. Piensa en el domicilio de algún/a amigo/a o familiar en donde refugiarte hasta que no exista riesgo y puedas regresar a tu domicilio. Si no cuentas con ninguna persona que pueda ayudarte, localiza con anterioridad la dirección y el teléfono (Teléfonos de interés) de los servicios de atención a mujeres víctimas de violencia de género donde podrás pedir ayuda y un alojamiento de emergencia.

5. Enseña a tus hijos/as a marcar el Teléfono de emergencias (112) donde podrá solicitar el auxilio de la Policía, Guardia Civil, Servicios Médicos de Urgencias,... (Teléfonos de Interés)

6. Ten siempre a mano:

- Documento Nacional de Identidad (Tarjeta de Residencia o Pasaporte si eres extranjera).
- Un juego de llaves de reserva del domicilio y del coche.
- Un juego de ropa para tí y tus hijos/as.
- Cartilla o Tarjetas sanitarias.
- Agenda de Teléfonos en la que debes incluir todos los teléfonos de amigos/as o familiares que puedan apoyarte así como los números de teléfonos de Centro asesores de la mujer o asociaciones a las que puedes llamar solicitando ayuda.
- Contrato de compra-venta o arrendamiento de la vivienda.
- Libro de familia.
- Denuncias e Informes médicos de agresiones anteriores.
- Libreta, Talonario y/o Tarjeta bancarias.
- Documentos que acrediten los ingresos y los gastos familiares.

7. Ten en cuenta que es conveniente que cuentes con una cantidad de dinero que te permita hacer frente a los gastos tuyos y de tus hijos/as hasta que haya una resolución judicial que fije una aportación económica por parte de tu pareja o cónyuge. Si es posible ten una pequeña cantidad de dinero ahorrada.

8. Si tu teléfono graba los últimos números marcados, cuando realices alguna llamada pidiendo información o ayuda en relación con la situación de maltrato, ten la preocupación de marcar posteriormente un número de teléfono que no infunda sospechas al agresor, el de unos amigos o familiares, para evitar que el agresor descubra el número al que realmente has llamado.

Puedes recibir información y orientación llamando al 012 mujer, acudiendo a Servicios Sociales de tu municipio o acudiendo al Punto Municipal del Obsevatorio Regional de la Violencia de Género de tu municipio o mancomunidad.

Fuentes: Asociación de Mujeres Juristas Themis, Defiende tus derechos: Guía práctica para mujeres maltratadas, Ed: Instituto de la Mujer. Madrid, 2006 y ¿Qué hacer si tu pareja te está maltratando? folleto de la Dirección General de la Mujar Comunidad de Madrid.